Jalisco

Llegamos a una de las playas más escondidas de Jalisco, su acceso solo es por mar pero al llegar disfrutamos de una de las partes más relajadas de las que hemos visitado en el país. Es tan tranquila que apenas si te cruzas con más personas en todo el día, puedes tener la playa y el sol para ti en un solo día. La comida es completamente de mar, la preparación de sus platos es única y local. Amamos ese lugar tanto que conocer más nos era imposible.